Ahorros por $5000 millones, reto del IMSS PDF Imprimir E-mail
Sectores Económicos
Escrito por Redacción Urbeconómica   

Mantener el superávit por arriba de los 8 mil millones de pesos, y ahorrar más de 5 mil millones de pesos en la compra consolidada de medicamentos, son parte de las metas que se busca alcanzar Tuffic Miguel, director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

 

Este año el IMSS cumple 75 años y después de una crítica situación en sus finanzas se encuentra en su mejor momento “con finanzas robustas” que permiten hacer inversión en infraestructura y garantizar su viabilidad hasta el 2020, destacó el directivo.

Otro de los objetivos es  concluir las 12 construcciones hospitalarias y las 40 Unidades Médico Familiares en el país; incluidas obra en Puebla, así como mantener el 30 por ciento de los procesos de compra bajo licitación para una mayor competencia.

Apuntó que “parece sencillo decir que no se debe gastar más de lo que ingresa”, y es esa fórmula la que ha permitido al IMSS, por segundo año consecutivo, mantener al 100 por ciento sus reservas, lo que llevó a que el Consejo Técnico, máximo órgano del IMSS, a blindar esta política con la finalidad de dar continuidad a la disciplina financiera.

Expuso que la meta para 2018 será incrementar los ingresos en 6.8 por ciento para alcanzar los 310 millones de pesos; con un número “de 20 millones de trabajadores asegurados al cierre de este año”.

Dijo que en breve se darán a conocer los resultados de la licitación consolidada para la compra de medicamento, aunque adelantó que el número de participantes creció en 25 por ciento; y el monto de inversión pasó de 47 mil 231 millones de pesos en 2017 a 58 mil 764 millones de pesos.

Destacó que la prioridad del IMSS  es continuar mejorando la atención a la derechohabiencia, por lo que entre las iniciativas de primer nivel está implementar la Unifila en más de 450 Unidades de Medicina Familiar, para reducir los tiempos de espera de consulta de tres horas a 60 minutos.

Además, se  ampliará la iniciativa de gestión de camas en al menos un hospital más por delegación, con el propósito de que los tiempos de desocupación pasen de 22 a 8 horas. Esta iniciativa se aplica actualmente en 154 hospitales y 12 Unidades Médicas de Alta Especialidad.