El Pulso de la Industria / Mantengamos el optimismo PDF Imprimir E-mail
Nuestros Columnistas
Escrito por Ing Thomas Karig   
Miércoles, 14 de Febrero de 2018 05:55

La semana pasada los mercados de valores de todo el mundo se cayeron fuertemente, contagiados por la bolsa de Nueva York. Al final de la semana, el índice Dow Jones, las bolsas europeas, y la mexicana, cerraron con un 5% de pérdida semanal.

 

Uno de los frustrados fue el presidente Trump, que acababa de colgarse la medalla del buen paso de la economía americana, incluyendo los índices bursátiles, en su informe anual. Fiel a su estilo, calificó de “error” lo que está pasando en las bolsas después de que el diera tantas buenas noticias.

Sin duda al Sr. Trump, igual que a la mayoría de la gente, le cuesta entender lo que está pasando con el precio de las acciones de las empresas cuando éstas están reportando, en su mayoría, buenos resultados.

Por ejemplo las automotrices: GM reportó utilidades de 12,800 millones de Dólares, en línea con el año anterior. Ford anunció 7,600 millones de dólares, un poco abajo de 2016. Fiat Chrysler habla de 4,300 millones, con tendencia positiva.

El Grupo Volkswagen no ha publicado sus resultados, pero ha dejado entrever que mejorará sus utilidades contra el año anterior, y con seguridad estará arriba de los 10,000 millones de dólares.

Todas estas cifras están en línea con las ventas de autos que se mantuvieron en un muy buen nivel en el 2017, especialmente para Volkswagen. ¿Como seguirá la cosa en 2018? Para tranquilidad nuestra, y del Sr. Trump, las ventas de automóviles en los EUA volvieron crecer en enero.

La producción en México creció un 4%, incrementando nuevamente la exportación a los EUA, pero también a Brasil y a Alemania. Y eso que VW reportó menos producción por estar arrancando el nuevo Jetta.

El panorama, en términos generales, sigue siendo positivo. Y no porque lo diga el Sr. Trump. El FMI pronostica un crecimiento de la economía mundial de 3.9%, cifra similar a las registradas antes de la crisis del 2008.

El reto será mantener esta dinámica a pesar de los disparates políticos que seguramente seguiremos viendo.

Claro que esta perspectiva positiva no significa que la bolsa norteamericana no siga cayendo, por el simple hecho que aún está un 20% arriba del nivel de hace un año. El IPC mexicano ya borró toda la utilidad de los últimos 12 meses. Vienen épocas difíciles por lo menos para los inversionistas en valores de la Bolsa Mexicana de Valores.

Pero claro, todos los expertos nos dicen que la inversión en la bolsa es de largo plazo. Por cierto, eso también parece motivar a los accionistas de fabricante de autos eléctricos Tesla, que el año pasado perdió 2,000 millones de dólares sin que el valor de su acción se viera afectada.

Estimados lectores, mantengamos el optimismo, que hay razones para ello.

Más información sobre este y otros temas la puedes encontrar en mi sitio web www.tkonsult.com.mx. Escúchame todos los lunes en Radio Imagen Puebla, FM 105.1, a las 8:40 PM.