Banner

Empleos del futuro en AL

Incremento a salarios mínimos impactó en revisiones salariales

Mauricio García León

En 2019 las revisiones salariales y contractuales en el país rebasaron a la inflación en por lo menos un punto porcentual, en gran medida por las presiones derivadas del incremento a los salarios mínimos y las inquietudes que se generaron por el tema, conforme análisis de Aon.

Con base en el sondeo a 384 empresas, AON Consultoría en capital humano, revela que de cara las expectativas 2019-2020, las mejoras salariales oscilaron entre 5.2 y 6.4 por ciento en sectores como el automotriz-autopartes.

Si bien hubo presiones, en el 85 por ciento de los casos los incrementos salariales se hicieron con niveles ajustados a las muestras de estados financieros y presupuestos previstos, pese a las presiones que se generaron por el incremento a los salarios mínimos.

“Había mucho ruido si se darían”, refirió la directora de consultoría en compensación de AON, Rocío Hernández, quien añadió que los empresarios fueron muy cuidadosos con el incremento del costo de la mano de obra.

Indicó que las áreas de relaciones laborales mantuvieron su visión de alinearse con los objetivos de recuperación del poder adquisitivo en las revisiones salariales y contractuales.

Así en sectores como la industria automotriz autopartes se mantuvieron por arriba de la inflación, pero sin un disparo en las remuneraciones, salvo en El Bajío por la escasez de trabajo calificado, “pero nada fuera de contexto”, es decir, no por arriba del 6.4 por ciento.

En tanto, el 28 por ciento de las empresas de la Zona Norte tuvieron que aportar mejoras salariales que en lugar del 4.83 por ciento de inflación general al cierre del 2018 se fueron al 5.8 por ciento por el aumento al doble en los salarios mínimos generales en esa región.

Ahora, añadió Hernández, las empresas habrán de medirse contra el mercado, vía encuestas de compensación y ver qué tan competitivos son con respecto a otras en su área laboral para retener capital humano.

Para ello habrán de evaluar salarios, bonos y prestaciones para diseñar presupuestos de cara al 2020.

Mientras, en Puebla y la zona central la mejora salarial promedio fue del 5.2 por ciento, aunque el monto depende de que muestra de empresas se hable, ya sean medianas, grandes o transnacionales,

Para sindicalizados y empleados las diferencias no son tan grandes, salvo sectores como el automotriz con niveles del 5.2 y 6.4 por ciento, respectivamente, agregó Hernández.

Refirió que en este 2019, las negociaciones contractuales se centraron en las prestaciones orientadas a fondo de ahorro y otras no ligadas a salario directo como becas o salud.

Asimismo, de cara al reparto de utilidades algunas empresas han recurrido a bonos sustitutos o complementarios, para evitar un esquema que pudiera parecer injusto para algunos trabajadores con base en cumplimiento de objetivos y productividad.

Please publish modules in offcanvas position.