Se va Beetle 2.0, el nieto del Sedán de Volkswagen

Transformación automotriz impactará en relación laboral: Sitiavw

Por: Mauricio García León

De cara al eventual ensamble de autos híbridos y eléctricos en Volkswagen de México para atender a los mercados de la región Norteamérica, su sindicato de Trabajadores consideró que se avecina una transformación en la movilidad y conectividad que impactará las relaciones laborales en la planta automotriz.

El secretario general del Sindicato Independiente de Trabajadores de la Industria Automotriz Volkswagen (Sitiavw), Rey David García Avendaño, recordó la apuesta por autos compactos, de calidad y con tecnología, donde el mercado americano siempre debe de tener el modelo de producción de acuerdo a la región, de manera natural con una serie de aditamentos.

Manifestó que la producción de híbridos y eléctricos No tendría que ser un problema para la planta de Puebla, donde ya hubo experiencias con el Jetta sexta generación híbrido, aunque en estos momentos no hay indicios de un auto o SUV eléctrica ensamblada en la planta Puebla.

Además tampoco se vislumbra es un consumo interno, “hay una carencia de electrolineras, en los vehículos el nivel de independencia promedio de 400 kilómetros. No se ve en el corto plazo, la geografía no favorece al igual que el tiempo de recarga, aunado al precio”.

Asimismo observó que en estados Unidos y Canadá hay condiciones especiales con respecto a México, en aspectos que van desde los motores, luces, seguridad, techo corredizo, estética, equipamiento, rines, llantas, además de condiciones especiales por calor extremo y nevadas que se registran en esas regiones.

En décadas pasadas el gusto del consumidor estaba sobre el automóvil, ahora sobre redes sociales, smartphones y tecnología, lo que influye también en el sector, por lo cual se avecina una transformación en la movilidad y conectividad.

Ello también influirá en la producción y en la automatización de procesos, la cancelación de puestos, menor personal de técnicos de mantenimiento.

Rey David García Avendaño dijo que este tema es uno de los que deben revisar los factores de la producción en Volkswagen de México, pues “pega en la calidad, luego que la velocidad del robot no es empática con la del técnico quien enfrenta mayor presión”.

En Volkswagen de México hay ya hasta 90 por ciento de robotización en carrocerías y 20 por ciento en montaje, pero debido a esto también se generan cuellos de botella, mientras que los directivos de la armadora direccionan las políticas de producción a un ahorro y optimización de costos.

En torno al comportamiento de ventas, señaló que el Jetta séptima generación no ha tenido la penetración esperada, pues a pesar de ser un modelo “bonito, con calidad y con las condiciones que el mercado de los sedanes requiere”, las modas de demanda de los clientes van dirigidas hacia el SUV, con una altura superior al Sedán.

Esto se refleja por ejemplo en los volúmenes de ventas de Volkswagen en Estados Unidos, donde la Tiguan rebasa al Jetta en ventas, mientras ambos aportan 56 por ciento de las ventas en ese país.

En el primer semestre 2019 las exportaciones de Volkswagen de México crecieron en 36.2 por ciento (219 mil 101 unidades), conforme cifras de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

En tanto, Con nueve mil 250 unidades vendidas, Volkswagen Tiguan, producido en la planta de Puebla, encabezó las entregas de la marca teutona en Estados Unidos durante junio con un crecimiento con respecto al mismo mes del 2018 del 19 por ciento.

En la segunda posición por volumen de comercialización se ubicó el Jetta, también de manufactura poblana, con ocho mil 486 vehículos y un avance de 17 por ciento frente al mes de junio del año pasado.

Please publish modules in offcanvas position.