Empleo y Salarios

Reporta México niveles bajos de productividad

En México los trabajadores tienen la jornada más larga de todos los miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y el PIB por hora trabajada más bajo, ya que un mexicano produce apenas 21.6 dólares; la media de estos países es 54.8 dólares.

La producción per cápita en México asciende a 46,325 dólares anuales, también el nivel más bajo de todos los países de la OCDE y muy por debajo de la media (94 mil 576.1 dólares al año), según cifras a precios corrientes de la OCDE.

Las brechas entre el PIB per cápita de México y la media de los países de la organización se explican en gran parte por el sesgo entre los procesos productivos, la asignación de recursos y los incentivos al empleo formal y la innovación, de acuerdo con un estudio de la OCDE sobre productividad en los países de América Latina.

Un reporte de Ana Karen García  de El Economista, refiere que en México se trabaja mucho y se produce poco.

En los países que presentan los niveles más altos de productividad laboral (medida en PIB per cápita y PIB por hora trabajada), se cuenta con una mayor participación de las mujeres en la economía, un nivel más alto de incentivos a la educación de calidad e igualitaria, un mayor gasto en ciencia y tecnología, una mayor participación de las pequeñas y medianas empresas, niveles bajos de informalidad laboral y un mercado más competitivo.

La productividad laboral se mide a través del cruce de dos variables: la producción total (PIB) y el tiempo de trabajo (horas hombre). Cuanto más bajo sea el PIB por hora trabajada en un país se podrá distinguir un menor aprovechamiento de los recursos humanos, así como menor eficiencia del factor trabajo.

En las pruebas PISA para medir el nivel educativo México presentó el resultado más bajo de todos los miembros de la OCDE y el rezago educativo para la población del decil I (los más pobres) es casi diez veces más alta que para el decil X (los más ricos).

Se destina menos del 1 por ciento del PIB a la ciencia y el desarrollo. Más de la mitad de los mexicanos (58 por ciento) laboran en la informalidad y se presentan niveles bajos de competitividad. (Según cifras del Inegi, SHCP, Banco Mundial y Coneval).

La mezcla de todos estos factores resulta en un menor nivel de productividad laboral, que, de acuerdo con el estudio de la OCDE, es un elemento crucial para que los países de América Latina cierren sus brechas respecto de las economías avanzadas.

 

El bienestar de los trabajadores se traduce en mejor aprovechamiento de sus capacidades. Los países con niveles altos de productividad registran un número de horas de trabajo mucho menor, lo que le permite destinar tiempo a actividades personales, recreación y esparcimiento.

Cuando un país tiene niveles bajos de productividad laboral no significa que sus trabajadores tengan menores capacidades. La baja productividad agregada se deriva de la composición de los factores productivos en el país y las condiciones laborales, económicas y sociales no logran potencializar y aprovechar eficientemente los recursos humanos.

Please publish modules in offcanvas position.